Consultor

Objetivos
El objetivo principal del Banco Central Europeo es, de acuerdo con el Tratado de la Unión Europea (TUE) o Tratado de Maastricht, mantener la estabilidad de precios.

Funciones del BCE
Sus funciones básicas orientadas por el objetivo principal de la estabilidad de precios son (TUE artículo 105):
- Definir y ejecutar la política monetaria única.
- Realizar operaciones en divisas siguiendo la política monetaria establecida.
- Poseer y gestionar las reservas oficiales de divisas de los Estados miembros (sin detrimento de los fondos de maniobra que puedan mantener los gobiernos).
- Promover el buen funcionamiento de los sistemas de pago en el área del euro.
Además de estas funciones principales, el Tratado le asigna otras:
- Contribuir a la buena gestión de las políticas de supervisión prudencial de las entida-des de crédito y a la estabilidad del sistema financiero (con poderes muy limitados, ya que deberá limitarse en este campo a las tareas específicas que le encargue el Consejo).
- Autorizar la emisión de billetes y monedas en el área del euro, que se hará a través de los bancos centrales.
- Ser consultado sobre las propuestas de actos comunitarios o iniciativas nacionales que entren en sus competencias y, principalmente, deberá ser consultado por el Consejo en todo lo concerniente a la política cambiaria exterior de la Unión. Queda claro que en este último aspecto la soberanía queda en manos de la Unión y es ejercida a través del Consejo, donde los gobiernos tendrán que alcanzar acuerdos por unanimidad o mayoría cualificada, según los casos (artículo 109).

Coordinación y descentralización
El Tratado de la Unión Europea (TUE) ha constituido una institución de instituciones, el SEBC, que comprende: un Banco Central Europeo, institución central de gobierno, con sede en Frankfurt, y los bancos centrales nacionales, con funciones y participación en los órganos de gobierno del BCE, emanados del artículo 12 del Estatuto del SEBC.
Los órganos de gobierno del BCE serán los que rijan el SEBC:
1) Un comité ejecutivo que se encargará de la gestión del día a día del BCE (ejecución de la política monetaria) y seguirá las pautas que indique el Consejo de gobierno. Su composición está formada por un presidente, un vicepresidente y otros cuatro miembros por período no renovable de ocho años.
2) Consejo de gobierno: adoptará las decisiones más trascendentales para que el SEBC, según su estatuto, funcione. Es, por tanto, responsable del diseño, la formulación y el establecimiento de orientaciones ejecutivas de la política monetaria. Composición: presidente y vicepresidente, comunes a los del comité ejecutivo, y los gobernadores de los bancos centrales de los países que participen en la UEM.
3) Consejo general: en él, participarían los Estados miembros que no hayan entrado todavía en la UEM, es decir, se constituye como el consejo de gobierno pero ampliado a los países excluidos. De naturaleza transitoria, se ocupará de lo relacionado con temas concernientes a la existencia de países todavía excluidos, es decir, de las funciones que hasta ahora haya tenido el IME necesarias para mantenerse: la fijación irrevocable de sus tipos de cambio respecto al euro, foro de debate sobre futuras relaciones cambiarias, etc. Se trata de un modelo de decisión centralizada pero de ejecución descentralizada ya que las decisiones principales sobre la cantidad de dinero en el mercado las toma el BCE, pero las operaciones efectivas de suministro o retirada de liquidez se realizan en los bancos centrales nacionales, y el SEBC debe asegurar que exista efectivamente una política monetaria única.

Ir al inicio de la página