Consultor

Existen dos formas principales de falsificación del pasaporte:

1.- El cambio de la fotografía. Es la más comúnmente empleada y se realiza en pasaportes robados. Se puede detectar observando la falta o falsificación del cudo a relieve sobre la fotografía y por la incongruencia entre esta y los datos personales del titular.

2.- La falsificación total de la hoja de los datos del titular. Se puede detectar por:
- No coincide la numeración perforada en la carátula del pasaporte con la existente en las hojas interiores.
- Ausencia de los visados y cubos de inmigración.
- Diferentes marcas de agua y diseños de las hojas interiores.
- Hojas interiores pegadas con cinta adhesiva.
- Faltan hojas.
- Falta o aparece falsificado el cuño a relieve sobre la fotografía.

Ir al inicio de la página