Consultor

Para contrastar los tentativos de corrección a través de borraduras con agentes químicos, se pueden predisponer protecciones bastante eficaces en el papel.  Este, durante la fabricación, es sometido a un tratamiento con sustancias especiales que reaccionan irreversiblemente al contacto con agentes químicos, cambiando de color o produciendo una mancha sobre la superficie del papel evidenciando así el tentativo de alteración .

Por ejemplo, las fabricas de papel del "Instituto Poligrafico e Zecca dello Stato" han puesto a punto diversos tratamientos entre los que el más importante es el S115. Este tratamiento sensibiliza el papel contra los siguientes agentes químicos:
- ácidos minerales
- bases
- hipocloritos,
- alcohol (etílico) o solventes polares
- acetona
- trielina o solventes apolares
- decolorante
- corrector billet

A continuación les presentamos un test realizado sobre varias muestras de papel sensibilizado poniéndolas en contacto con varios agentes químicos. Las manchas que se forman y la coloración asumida aparecen en algunos casos muy evidentes y ya no son eliminables.

Tales sensibilizaciones normalmente se realizan sobre papel de seguridad para cheques o pasaportes y permiten obtener mayor protección contra las correcciones de escritura realizada con pluma tradicional, bolígrafo o máquina de escribir.

 


Una sensibilización particular ha sido puesta a punto por las fábricas de papel del "Instituto Poligrafico e Zecca dello Stato" para el papel de cheques

En donde no se hayan producido alteraciones (correcciones) el paso de un rotulador con fieltro que distribuye un particular reactivo, deja sobre el documento una coloración uniforme.

 

 

En caso de corrección la zona interesada no toma alguna coloración evidenciando la acción de falsificación.

 

 

Ir al inicio de la página