Consultor

Funcionamiento

La utilización de este medio de pago se realizará a través de terminales de consumo o venta con capacidad para leer y actualizar los datos contenidos en el chip de la tarjeta. .

La seguridad del sistema para los proveedores está garantizada ya que al ser un instrumento de pago basado en el prepago, anula por completo la posibilidad de impagados. Además la tecnología de la que dispone el sistema, reduce a niveles prácticamente inexistentes la posibilidad de fraude, y disminuye el riesgo de recibir papel moneda falso.

El monedero electrónico permite la realización de dos tipos de transacciones: la carga y el consumo. Con la primera siempre en un proceso "on-line" (en línea), se incrementa el valor almacenado como consecuencia del pago al emisor de la misma, una operación para la que la Caja podrá establecer un máximo que cada usuario podrá modificar dentro del margen establecido por la entidad emisora. A la hora de consumir, se reduce el valor almacenado en el monedero por el importe del precio del bien o el servicio adquirido. Esta operación se realiza "offline" y sin necesidad de utilizar un número secreto de identificación personal.

El monedero incluye también lo que podría llamarse un "monitor", en el que se podrán leer, mediante conexión a un terminal, la información no secreta almacenada, como su saldo, el período de validez o información concerniente a las últimas transacciones.

Ir al inicio de la página