Consultor

Los usuarios del EURO 6000

El perfil del usuario, en sus distintos modelos, es muy amplio. Desde los clientes de las respectivas Cajas de Ahorros, que podrá disponer de este producto dentro de toda la gama que ofrezca el banco, hasta aquellos que no sean titulares de una cuenta en la entidad, como pueden ser jóvenes y niños, que no tienen acceso a tarjeta de débito y crédito. Por último, el concepto del EURO 6000 cubriría también ese amplio colectivo de personas en tránsito por nuestro país, como son los visitantes extranjeros.

El área de actuación preferente de este nuevo producto es el pequeño comercio, en el que destacan los quioscos de prensa, perfumerías, librerías y administraciones de lotería. También será posible su utilización en el sector de autoservicio, máquinas expendedoras, teléfonos, entre otros. En las actividades de ocio y cultura, este sistema de pago permitirá la adquisición de entradas de espectáculos o museos o alquiler de películas de vídeo.

Dentro del sector del automóvil, el EURO 6000 será utilizable en estaciones de servicio, aparcamientos, peajes de autopistas.

En la hostelería, también existen subsectores en los que el empleo de la tarjeta inteligente se configura como un medio de pago fundamental: bares, cafeterías y restaurantes.

En el sector del transporte público se podrá usar como producto sustitutivo de los pasajes de viaje, algo de gran utilidad tanto para el viajero como para la propia empresa de transporte.

En el subsector de los taxis, la tarjeta electrónica puede aportar importantes beneficios, ya que su uso hace que la cantidad de efectivo de que se disponga sea pequeña lo que disminuirá el riesgo de robos o agresiones.

Ir al inicio de la página