Consultor

Finlandia y Namibia están a la par, al menos si del pago a los pensionados se trata. Estos dos países estan entre los primeros en emplear el pago electrónico a los pensionados . Ellos sólo tienen que insertar las tarjetas emitidas por el gobierno en los cajeros automáticos (ATM) y extraer la cantidad de dinero correspondiente al pago de sus pensiones . Este método de transferir efectivo del estado a la población es conocido en el mercado financiero como transferencia electrónica al beneficiario . Este sistema de pago hará que la libreta de ahorro y los cheques al portador queden obsoletos por ser, la tarjeta plástica, un medio más eficiente y seguro contra el fraude, que el papel.

Los sistemas de pago electrónicos al beneficiario forman parse del bienestar estatal del futuro. Pequeñas regiones del norte de Italia y tres provincias de Sudáfrica ya han puesto en funcionamiento estos sistemas para el pago de los pensionados . México esta experimentando con uno de ellos, el cual se encarga de supervisar el suministro de leche y tortilla a algunas de los 2 millones de familias pobres existentes en el país.

El estado inglés planea desembolsar electrónicamente, casi 90 billones de libras esterlinas ( 150 billones de dólares ) en gastos sociales para el año 2000. De este modo el gobierno estima que dicho sistema eliminará el fraude de 150 millones de libras esterlinas ( 200 millones de dólares) anuales.

Un proyecto piloto que administre determinados beneficios a los niños ya está en camino. Las personas seleccionadas pare recibir dichos beneficios obtendrán una tarjeta, la cual almacenará información de sus titulares . La tarjeta es tirada contra la computadora del correo, la cual verifica la identidad del usuario y anota la cantidad que es solicitada para que un cajero realice el pago en efectivo . No hay libretas de ahorros que robar, ni la posibilidad de que una tercera persona cobre un cheque robado.

La reforma a la ley de bienestar social implantada el año pasado en los Estados Unidos demanda que todos sus estados deberán usar las transferencias electrónicas al beneficiario en lugar de los bonos de alimentos para el año 2002. La mayoría de estos estados han aprovechado la oportunidad que le brinda esta ocasión para tambien incluir en las tarjetas pagos por bienestar social a las familias pobres.

TRANSACTIVE, una subsidiaria de GTLCH, compañía radicada en Rhode Island, tiene en TexasEn Texas, Estados Unidos, el sistema en operación más grande hasta estos momentos. A TRANSACTIVE se le paga $2 dólares mensualee por cada cupón alimenticio y 0,97 centavos por concepto de ingreso al presupuesto de éstas familias pobres. A cambio, ella se encarga del entrenamiento del personal que atiende este servicio y del establecimiento de la infraestructura necesaria e instalación de terminales.

En Texas, para comprar sus alimentos, los usuarios de la tarjeta " Lone Star " la introducen en las cajas registradoras de las tiendas y entran sus números de seguridad (comúnmente llamado "PIN"). El costo de la compra de sus alimentos es entonces deducida automáticamente de sus tarjetas, y añadido a la cuenta de la institución que oferta éste tipo de ayuda.

El sistema, mediante el código de barra, reconoce productos prohibidos tales como: bebidas alcohólicas y cigarros, asegurando de esta manera que el subsidio que se recibe sea en realidad gastado en alimentos. Las autoridades de Texas notaron que con la introducción de las transferencias electrónicas al beneficiario se produjo una baja en las ventas de bebidas alcohólicas y un incremento en el consumo de productos alimenticios.

Dichas tarjetas no son en realidad " inteligentes ". Ellas usan bandas magnéticas y no un microchip para almacenar la información. España, sin embargo, ha decido ser mucho más lista. Las autoridades españolas mediante la implementación de un programa conocido como TASS, han comenzado a introducir gran cantidad de información en una nueva tarjeta relacionada con la seguridad social .Bajo este esquema, los beneficios a la seguridad social son depositados directamente en cuentas bancarias . Pero los espanoles, pueden usar sus tarjetas en kioscos designados a el efecto para hablar con cualquier agencia del gobierno. Ellos pueden chequear el estado de sus chequeras de pensionados, y los beneficios que se reciben por estar desempleados; preguntar acerca del entrenamiento a recibir con vistas ha poder ser empleados en futuros trabajos, chequear el estado de sus seguros de vida o concertar una cita en una clínica .

El periódico británico "Smart Cards News", describe a la tarjeta TASS como la más grande y amplia iniciativa jamás aplicada en el mundo . Se espera que pare el año 2002 cada ciudadano tenga una tarjeta como la que en estos momentos tienen 2 millones de españoles.

Ir al inicio de la página