Consultor

Al finalizar la Guerra Civil (1859-1865), un tercio del total de billetes en circulación era falso.

El 5 de Julio de 1865 fue creado el Servicio Secreto como parte del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, con la única misión de detectar y perseguir las falsificaciones, logrando la reducción considerable de estos casos en menos de una década.

Para detener las falsificaciones, el Servicio Secreto trabaja conjuntamente con el estado local y federal, así como con agencias extranjeras dedicadas a esta tarea. Por otra parte mantiene cerradas relaciones de trabajo con los Bancos de la Reserva Federal e instituciones bancarias y de comercio internacional.

Gracias a tales cooperaciones aproximadamente el 90 % de las falsificaciones conocidas son detectadas antes de alcanzar al público. La denominación más golpeada por las falsificaciones es la de $20, seguida por las de $100, $50, $5, y $1 respectivamente. La falsificación del billete de $100 es la más comúnmente producida en el extranjero.

Como ayuda a las investigaciones, los agentes del Servicio Secreto utilizan los mejores y mas modernos equipos y dispositivos del Servicio de Laboratorio Forense, incluyendo además un muestrario completo de especímenes de los billetes emitidos desde 1865, el mayor archivo en existencia de marcas de agua, el mayor muestrario en existencia de tipos de tintas, así como equipos para el examen y análisis de billetes falsificados por varios métodos de impresión de alta fidelidad en la reproducción.

Ir al inicio de la página